fbpx
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Alimentos que piensas que son “saludables” y no lo son

alimentos saludables

Millones de personas hoy en día sufren de Sobrepeso, diabetes, hipertensión obesidad, cáncer y mucho más. Quiero que sepas que estas condiciones no se desarrollan de un día para otro. Estas condiciones se desarrollan tras años y años de hábitos y es el resultado de las pequeñas decisiones que tomamos día tras día. Si pudiera enumerar una de las principales cosas que afecta tu calidad de vida no solo en el corto plazo, sino en el mediano y largo plazo es tu nutrición. Por ello hoy quiero hablarte de algunos alimentos que piensas que son saludables y puede que no lo sean.

Tu nutrición es algo que haces día tras día y es mucho más que comida. Es la información, los materiales, las herramientas, los bloques de construcción que le das a tu cuerpo para que cada día estés sano, lleno de energía, de vitalidad, para combatir enfermedades para vivir una vida plena.

Sin embargo y a pesar de toda la tecnología con que contamos hoy en día, la mala información, el marketing y las diferentes industrias nos han llevado a una sociedad donde cada vez parece ser más normal el estar con sobre peso. el estar enfermo. El tener una vejez de enfermedad y cansancio, incluso los niños hoy en día empiezan a ser afectados por enfermedades que antes no se desarrollaban hasta edades tardías.

Queremos culpar a nuestra genética o buscamos causas donde no las hay, cuando la verdadera causa esta entre lo que consumimos día tras día. Lo que ponemos en nuestro cuerpo y en el cuerpo de nuestras familias.

¿Vivimos engañados?

Para nadie es un secreto que comer una dona o una gaseosa al día sería una mala idea. Sabemos y damos por hecho que es un mal hábito. Pero que pasaría si te dijera que esos mismos ingredientes, químicos y demás son los que puedes estar teniendo en tu desayuno y sin ni siquiera darte cuenta.

Que pasaría si te dijera que nos venden cosas con los mismos o peores ingredientes a través de propagandas, con tus famosos favoritos, mostrando incluso niños felices y utilizando cada estrategia de marketing posible para convencerte de tenerlos allí, en tu día a día.

Antes de enumerarte algunos de estos alimentos, quiero que sepas que este post no se trata de decirte que debes comer o que no. Tampoco se trata de decirte que me debes creer a mi. Por el contrario es una invitación a que prestes más atención a lo que consumes, que a partir de ahora no te dejes engañar por cualquier propaganda que ves. Que tomes las riendas de tu salud y a través de tu ejemplo puedas cambiar la vida de las personas que te rodean.

Tu salud es lo más valioso que puedes tener. No esperes un día más para empezar a cuidarte. Aquí te dejo otros productos que muchas veces consideramos sanos y pueden estar interponiéndose en los resultados que queremos.

Cereales

Una de las principales opciones cuando hablamos de desayuno, desde niños hasta adultos. Por ello encabeza la lista de los alimentos que piensas que son saludables. Déjame decirte que la mayoría de cereales que encuentras en el mercado tienen básicamente el mismo perfil nutricional que una dona o incluso peor. Puedes revisar la etiqueta del producto y te vas a dar cuenta de la cantidad de azúcar que es añadido y de todos los ingredientes que vas a encontrar en ella.

Cuando vas a escoger los cereales debes estar preparado para enfrentarte a los más ingeniosos anuncios, líneas y demás que te van a hacer quererlos comprar. “Con fruta” “rico en fibra” “fortificado” “energía” etc.

Además su poca fibra, mínima cantidad de proteína y pobre valor nutricional, son la razón perfecta para que dos horas después de consumirlo estés con hambre antojos y poca nutrición en tu cuerpo.

Si deseas incluirlos busca que tengan la mínima cantidad de azúcar (por debajo de 9 gr) que tengan mas de 3 gr de proteína y 3 gr de fibra. que el primer ingrediente sea granos integrales

Alimentos que piensas que son saludables: Granola

granola

Otro de los productos que por excelencia incluimos en nuestro desayuno. Y que el mismo nombre parece inofensivo. Suena como algo perfectamente saludable, pero puede ser uno de los peores errores. Una bomba cargada de azúcar, sodio, calorías y mucho más. De por sí los ingredientes ya son bastantes densos en calorías coco, frutos secos, cereales (mencionados antes) ahora añádele azúcares, miel, aceites procesados etc. Así que cuando hablamos de alimentos que piensas que son saludables quiero que borres la granola de tu lista.

Una mejor opción es que la hagas tu mismo, que consumas avena y le añadas solo un poco de granola por encima, o por ejemplo puedes utilizar avena normal y añadir un poco de stevia. Siempre hay mejores opciones que puedes incorporar. La próxima vez que veas una granola mira la cantidad de calorías, de azúcar y los ingredientes que utilizan. Te puedes llevar una sorpresa.

Gaseosas “light” “diet” “sin azúcar” “cero calorías” etc

Cuántas veces no vemos a personas elegir esta opción porque creemeos que estamos haciendo mejor a nuestro cuerpo. Para comenzar, el azúcar tiene más de 60 nombres en la lista de ingredientes (puedes ver mi post sobre el azúcar y aprender algunos de estos nombres) y muchas veces usan sustitutos como el aspartamo, xylitol, sorbitol y muchos más que son aún peores. Pueden interferir con la respuesta de tu cuerpo al azúcar provocando cambios hormonales que afectan tu presión arterial y tu sangre.
Quienes consumen este tipo de gaseosas son 30% más propensas a tener depresión y representa un mayor riesgo de obesidad y diabetes. Ahora quiero que te preguntes. ¿Crees que ese sabor que estás sintiendo no esta causando algo en tu cerebro? ¿Crees que porque algo dice que tiene cero calorías no esta teniendo una respuesta de tu cuerpo?

Muchos de estos reemplazos del azúcar y químicos encontrados en este tipo de bebidas terminan teniendo un impacto en la insulina de tu cuerpo y activan tu cerebro para que termines recordando el sabor y que se coviertan en una adicción. También es importante mencionar que muchos de estos ingredientes pueden afectar tu flora intestinal (1)(2) e incluso elevar el ácido úrico.

Yogurt “sin grasa” , “0% grasa”, “con fruta”, “griego”, “rico en proteína”

alimentos saludables

El yogurt es otro de esos productos que asociamos inmediatamente con salud. Y más aún cuando le agregan la palabra fruta. Se ve tan saludable e inofensivo. Además frases como, rico en proteína o bajo en grasa parece que no hubiera ninguna duda de que estamos tomando la decisión correcta.

Siempre mira las etiquetas de los productos, adivina ¿Qué le adicionan para darle el sabor que tienen? algunos tienen más de 15 gramos de azúcar. muchas veces peor que gaseosas o postres. En general aléjate de todo lo que dice sin grasa, esto significa que ha pasado por un proceso para añadirle azúcar. Como tips, siempre busca opciones con menos de 7 gr de azúcar o puedes buscar un yogurt natural y añadirle un poco de stevia. o por ejemplo también podrías utilizar un yogurt natural y sin sabores añadidos y ponerle una pizca de granola para darle sabor, recuerda que siempre hay formas de tomar mejores decisiones.

Fruta deshidratada

Muchas veces por querer tener un snack saludable acudimos a estos. Pensando que es fruta ¿verdad? y la verdad es que pueden tener hasta 3 veces más calorías y vienen cargadas con azúcar, sodio, sulfuro conservantes y mucho más para tenerlas en un paquete.

O ¿Cuánto tiempo crees que realmente duraría la fruta en su estado natural? pregúntate que más debe ser añadido a la fruta para que pueda estar en un paquete por meses y tal vez años.

También, piensa en toda la cantidad de fruta deshidratada que te puedes comer al día versus cuántas piezas de fruta te podrías comer. Siempre escoge la fruta entera sin dudarlo dos veces. Si le preguntarás a las personas alimentos que piensas que son saludables, seguramente la fruta deshiratada estaba en la lista de algunos.

Jugos naturales preparados en casa o encontrados en supermercado

jugos naturales, alimentos saludables

Esta es una tradición familiar, particularmente en Colombia solemos acompañar las comidas con jugos naturales. Estos son precisamente los hábitos más arraigados en nosotros y los que cuesta más cambiar.

La fruta siempre va a ser una mejor opción que cualquier alimento procesado o empacado, sin embargo como cualquier otra fuente de azúcar debemos limitar las cantidades. Piensa que con 1 naranja estarías satisfecho, mientras que en un vaso de jugo perfectamente pueden haber 5 naranjas.

la fruta entera tiene una cantidad adecuada de fructosa, de fibra y de muchos más vitaminas y minerales que nos permiten estar saciados. Pero cuando se están preparando jugos, piensa cuánta cantidad de fruta le podrías añadir.

Además, muchas veces independientemente si el jugo es preparado en casa o no es común que se le añada azúcar extra. Estás dando acceso directo a una bomba de azúcar a tu torrente sanguíneo. Mejor antes de comer toma un vaso de agua o opta por la fruta entera.

Y ni hablar de los jugos naturales que encuentras en supermercado. La poca nutrición altas cantidades de azúcares y altas calorías forman la combinación perfecta para mantenerte con deficiencias nutricionales y con hambre probablemente dos horas después de consumirlos.

Margarinas

Las margarinas son el resultado de tomar un aceite vegetal y le hago una hidrogenación parcial que le permite dar esa contextura rígida y firme. Este proceso termina convirtiendo la margarina en una fuente de grasa trans.

El cuerpo no tiene la capacidad de procesar y eliminar las grasas trans de manera adecuada e induce la inflamación en tu cuerpo.

Aceítes vegetales

Los aceites vegetales son uno de los mayores peligros hoy en día, esto porque lo encontramos en muchos de los productos que consumimos pero aparte de eso es la opción que muchas veces utilizamos para cocinar en nuestros propios hogares. Aceites de canola, soya, maíz, girasol etc. Son algunos ejemplos. Estos aceites muchas veces están respaldados por asociaciones médicas y grandes industrias relacionadas con cardiología.

Estos aceites no son naturales. Tu no puedes exprimir el maíz o la canola y sacar aceite. Ni siquiera son vegetales puesto que vienen de semillas o granos pero el marketing te los vende como vegetales. Pasan por químicos y procesos como la hidrogenación para que puedan tener su contextura y se ha encontrado que están repletos con ingredientes GMo (organismos genéticamente modificados) es decir, pesticidas, herbicidas y otros químicos tóxicos.

Algunas de las consecuencias que han sido asociadas con aceites vegetales y que te quiero incentivar a que investigues por tu cuenta son: Destruyen tu flora intestinal, contribuyendo así a la debilidad de tu sistema inmune y a que no absorbas vitaminas y minerales. Producen problemas en tus riñones y tu hígado a mediano y largo plazo. Promueven la inflamación de tu cuerpo ya que vienen cargados con omega 6. Vas a tener más grasa trans en tu dieta y por tanto contribuir a ganancia de grasa visceral. Promover la oxidación en tu cuerpo ya que estos no son el tipo de grasa que necesita tu cuerpo. En lugar de ellas acude a otro tipo de aceites como la mantequilla de vaca alimentada con pasto, aceite de aguacate o aceite de oliva extra virgen.

Alimentos que piensas que son saludables: Embutidos

Estos alimentos pasan por una infinidad de procesos en los cuales se les agregan ingredientes como nitritos, preservantes, colorantes, almidones, soya, jarabe de maíz, aromas artificiales, gluten, soya etc.

Si no me crees puedes verlo con tus propios ojos en la lista de ingredientes de ese jamón extremamente saludable que te venden en los super mercados. La utilización de todos estos ingredientes tiene un único objetivo: darle un sabor mucho más atractivo a tu paladar y generar adicción a estos productos.

Terminas comiendo residuos de muchas partes de animales (picos, orejas) que no consumirias en su forma natural. Básicamente todo lo que sobra y junto con todas estas sustancias te terminan vendiendo un producto aparentemente saludable y altamente adictivo y por supuesto. Delicioso!

Endulzantes artificiales

Como mencione anteriormente, el que un producto diga sin azúcar o sin calorías no significa que sea saludable. Por el contrario, hoy en día existen diferentes productos que utilizamos para endulzar como el aspartame o sucralosa que pueden ser nocivos para nuestra salud. Algunos de ellos pueden inclusive tener un efecto 10 veces más grande en tu insulina.

En la mayoría de casos terminas reemplazando una adicción sencillamente por otra. Así que en lo posible busca evitar endulzantes artificiales en tu alimentación.

Los endulzantes artificiales pueden ser una herramienta valiosa para algunas personas, que les permite disfrutar de su dieta y alcanzar sus objetivo. Pero para muchas personas termina haciendo más mal que bien, tomando peores decisiones y sin tener conocimiento de lo que consumen.

Alimentos que piensas que son saludables: Barras de proteína, de granola, snacks, galletas light etc.

Cómo puedes hacer un producto lleno de azúcares e ingredientes dañinos para tu cuerpo y volverlo una opción saludable. Sencillo, ponle proteína y véndelo como un snack saludable. La mayoría de estas barras proteicas o productos que ves en los mercados están repletos de azúcar para que construyas este hábito en tu vida.

Recuerda siempre mirar las etiquetas de los productos y ser consciente de lo que estas introduciendo en tu cuerpo.

Aderezos para ensaladas

Cuando hablamos de alimentos que piensas que son saludables sin lugar a dudas pensamos en ensaladas. Sin embargo, cuántas veces no acudimos a los aderezos para darle ese sabor extra.
Puede que tengas la mejor ensalada preparada en tu hogar y que este cargada con muchos nutrientes y baja calorías. Sin ebargo, al añadir un aderezo la ecuación puede cambiar drásticamente.

Desgraciadamente, las compañias de aliemntos procesados, tienen que utilizar todo su arsenal de grasas, sales, azúcares y colores falsos para que sean comprados y mejoren siempre la experiencia de tu paladar.

Estos aderezos por lo general contienen ingredientes de dudosa reputación y en algunos aderezos incluso se han encontrado productos químicos de pintura. Y a pesar de que tengas una ensalada por debajo de 100 calorías, el uso de los aderezos puede incrementar fácilmente esta cifra al doble, triple e incluso más.

Alimentos que piensas que son saludables: Miel de agave

La miel de agave es un endulzante que se utiliza para potenciar el sabor de algunos productos. El problema con ella es que tiene un contenido extremo de fructosa. Su composición es de un 20% glucosa y 80% fructosa. Este es un porcentaje muy alto de fructosa y para que te hagas una idea, el azúcar tiene un contenido de 50% glucosa y 50% fructosa. Y tal vez lo más peligroso del azúcar es este porcentaje de fructosa.

Es por esto que a pesar de que no lo vendan como una opción saludable por el bajo índice glucémico (ya que este es dado por la glucosa) en realidad , su alto contenido de fructosa lo puede convertir en una peor opción.

Leche, deslactosada, descremada, semidescremada

leche alimentos saludables

Un gran porcentaje de personas en el mundo es intolerante a la lactosa, esto ya nos puede dar un indicio de que la leche tal vez no es la opción ideal a la hora de alimentarnos. Por alguna razón somos los únicos mamíferos que seguimos consumiendo leche después de nuestra infancia.

El ingrediente número 1 que queremos evitar de los lácteos es el azúcar, la leche tiene lactosa. Esto hará que tu insulina se eleve y puede terminar haciéndote ganar peso de manera rápida. ¿Pero entonces por qué cuando niños recibimos leche? pues bien, cuando tu eres un bebe, o imagínate que eres un mamífero recién nacido, vas a necesitar ganar peso y crecer de la manera más rápida posible. Así que si tu objetivo es ganar peso y grasa lo más rápido posible puedes hacer uso de la leche.

Otro punto a tener en cuenta es que cuando consumimos leche, estamos bebiendo un producto de otro mamífero y peor aún de muchos mamíferos a la vez. En cada botella de leche puedes estar teniendo un producto resultado de una gran cantidad de vacas, diferentes vacas que han sido expuestas a tratamientos y bajo hormonas para que puedan producir más leche y aún no tenemos estudios que demuestren si esto puede producir impactos a mediano o largo plazo.

¿Y qué hay de las opciones deslactosadas o descremadas?

Cuando tu compras leche descremada, lo único que estás haciendo es retirar la grasa de le leche y dejándote con sus proteínas y lactosa. Y para la mayoría de personas (cerca de la mitad de la población) estas proteínas van a tener una respuesta inflamatoria, y causa problemas a corto plazo o largo plazo. Esto ya nos da una idea de que no es la mejor opción. Así que entre leche descremada o leche entera siempre es una mejor opción la leche entera.

En cuanto a la leche deslactosada, en realidad no significa que la lactosa sea removida, sino que la están rompiendo porque es la unión de dos azúcares. Esto solo facilita el acceso de estos azúcares en tus intestinos. Puede que no produzca la molestia para quienes son intolerantes, pero el impacto en tu insulina va a ser mayor y se va a comportar como un elemento que te puede hacer ganar peso rápido.

Si vas a consumir lácteos busca siempre incluirlos en su forma entera. Si en dado caso eres intolerante a la lactosa sencillamente evítalos.

Alimentos que piensas que son saludables: Ensaladas en restaurantes

Puede que vayamos a un sitio como Mcdonalds y en lugar de pedir una hamburguesa porque la consideras una opción dañina, terminas pidiéndote una ensalada asumiendo que es una opción saludable.

Sin embargo cuando miramos los ingredientes de estas ensaladas, entre los cuales pueden estar los aderezos ya mencionados, los frutos deshidratados ya mencionados, pan blanco, aceites y muchos otros.

Te puedes estar llevando una gran sorpresa y en realidad estar consumiendo una comida de un peor valor nutricional para tu cuerpo que el combo de hamburguesa que tenías pensado en un principio.

¿Entonces qué debo comer?

Quiero que sepas que tu cuerpo y tu salud es lo más valioso que puedes tener. Que esas pequeñas decisiones que tomamos día tras día son las que impactan nuestra salud a un mediano y a un largo plazo. Este artículo no se trata de decirte que debes comer o que no debes comer. Se trata de que cambiemos nuestras fuentes de información y que seamos mas conscientes sobre lo que ponemos en nuestro cuerpo.

Nuestra nutrición debe cumplir 3 roles muy importantes, mantenernos sanos, mejorar nuestra composición y hacernos felices, disfrutarla. Esto no se trata de entrar en dietas absurdas y prohibir cosas por el resto de tu vida. Sino que cada decisión que tomemos sea desde una posición de control y conocimiento.

Si te has llevado alguna sorpresa con alguno de estos alimentos que piensas que son saludables o incluyes algunos de estos diariamente en tu alimentación no es tu culpa. Vivimos en un mundo dominado por diferentes industrias cuyo único objetivo es enriquecerse. Lo cual tiene sentido, ya que si tu fueras una empresa de un alimentos, la mejor forma de garantizar que tu producto sea el más vendido es haciendo un producto delicioso, irresistible para el consumidor y que genere algún tipo de adicción.

No es nuestra culpa

Es por esto que en más del 80% de los productos que vemos en el supermercado van a tener ingredientes o productos que generen estos comportamientos en ti. Se que no es fácil, pero a partir de hoy puedes empezar a tomar mejores decisiones. Pequeños pasos que te lleven en la dirección correcta. Hace algunos años me comía 5 chocorramos diarios, trocipollos, comida rápida todos los días y mi vida era un completo desorden, por eso soy consciente de los retos que implica empezar nuevos hábitos.

alimentos que piensas que son saludables

Pero ahora te quiero motivar e incentivar a que tengas un cambio en tu vida. Si me quieres apoyar en mi misión te pido el favor que compartas este artículo y juntos enviemos un mensaje de salud y de bienestar. Se que hay muchas personas sufriendo por su salud y porque no entienden el por qué no ven resultados. Esto sin saber que muchas veces eso que consideran saludable puede ser la causa. En mi guía nutricional, encontrarás las bases y la estructura de una alimentación saludable con diferentes planes nutricionales que puedes empezar a incorporar desde hoy mismo para que tengas el cuerpo y la salud que quieres. Este libro es el resultado de años de investigación, descubrimiento experimentación y todo lo que me ha ayudado a sentirme mejor y verme mejor.

También aquí encontrarás mi PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO 8 SEMANAS GRATIS para que no hayan excusas. Quiero crear una comunidad de personas sanas, felices, fuertes y que tienen el control de su vida.

También aquí encontrarás muchos más artículos, recursos, rutinas de entrenamiento y mucho más para apoyarte en este proceso llamado vida.

Te mando un fuerte abrazo y Dios te continúe bendiciendo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

Dónde quieres recibir tu guía?

Política de privacidad: Odio el spam, prometo tener tus datos seguros

Dónde quieres recibir tu guía?

Política de privacidad: Odio el spam, prometo tener tus datos seguros

Dónde quieres recibir tu guía?

Política de privacidad: Odio el spam, prometo tener tus datos seguros

Recibe completamente gratis mis mejores consejos

Política de privacidad: Odio el spam, prometo tener tus datos seguros